Fisioterapia pediátrica en Barcelona

En Kinesioclinic nos dedicamos a la prevención y tratamiento de las patologías o disfunciones relacionadas con el desarrollo motriz y otras patologías del aparato locomotor.

Dentro de este tipo de patologías, las más prevalentes en el bebé lactante són el tortícolis muscular congénito y/o plagiocefalia, el reflujo gastroesofágico, el cólico del lactante y el estreñimiento, la parálisis braquial obstétrica y la displasia de cadera. También se puede hacer intervención para la prevención y el tratamiento de las alteraciones derivadas de la prematuridad. En términos de prematuridad se abre un campo importante de trabajo por el fisioterapeuta-osteópata.

 

Para considerar que un bebé ha nacido a término, su gestación debe durar entre 38 y 40 semanas. Los bebés nacidos antes de la semana 38 de gestación se consideran prematuros. Si el parto se produce de la semana 32 a la 37 se habla de prematuros moderados o tardíos, entre la semana 28 y 32 se considera muy prematuro, y en menos de 28 semanas se considera prematuro extremo.

 

Incluso en un parto a término se hallan diferentes aparatos y sistemas inmaduros en el bebé, aunque cuando el bebé es prematuro esta inmadurez es más acusada. Los principales sistemas que suelen presentarse con mayores signos de inmadurez son el sistema respiratorio y el sistema digestivo.

En casos de prematuridad hay que calcular la edad corregida, que equivale a la edad que le correspondería al bebé si hubiera nacido a término. Esta edad corregida hay que tenerla en cuenta hasta los 2 años de edad, puesto que los hitos del desarrollo se producirán en torno a la edad corregida.

 

Además de las alteraciones de los primeros meses de vida, la fisioterapia pediátrica también trabaja sobre el resto de alteraciones de la edad pediátrica. Algunas de las más prevalentes en edad de crecimiento son la escoliosis idiopática, toe walkers (andar de puntillas), W-sitting (sentados en W), alteraciones en la marcha, síndromes genéticos que cursan con alteraciones motrices, pie equino-varo, entre otras alteraciones.

 

Aparte del manejo de la patología específica del infante, la fisioterapia pediátrica también puede ayudar en casos de retraso en el desarrollo típico a completar hitos motrices como puede ser sentarse, el volteo, el gateo o la marcha.

Para poder determinar si todo el desarrollo se produce típicamente (a nivel cognitivo y comunicativo, a nivel motor grueso y motor fino), hay que conocer el desarrollo por edades. Para ello existen herramientas de valoración que nos permiten conocer qué se puede esperar en las diferentes etapas del desarrollo y algún signo de alarma en cuanto a retraso en el desarrollo.

Por ejemplo, hacia los 9 meses, a nivel de lenguaje el niño/a empieza a decir palabras como mamá y papá, empieza a entender una prohibición o a reconocer su nombre. A nivel de relaciones, juega a “esconderse” o busca un objeto desaparecido y puede colaborar a ser vestido. A nivel postural mantiene una posición estable mientras está sentado/a y puede estar en pie con apoyo. (Haizea-Llevant)

camilla

Aunque existen referencias en cuanto al desarrollo por edades, es imprescindible valorar cada caso, ya que dependiendo de las características individuales de cada niño/a, un hito del desarrollo se puede alcanzar ligeramente antes o después y no implica necesariamente que exista una alteración.

Por este motivo, se le presta especial atención a los signos de alarma, ya que una vez detectados, habrá que valorar la intervención más adecuada.

Además, cabe destacar que cuando se trata de los infantes, un diagnóstico y su actuación precoz suele tener mejor pronóstico. 

 

Los objetivos de la fisioterapia y osteopatía pediátrica son:

Tarifa

Sesión 50-60 min.: 35,10€

Anna

Fisioterapeuta
Num. colegiado 13706

Graduada en Fisioterapia (UAB)

Máster en Osteopatía

Máster en Pediatría

Especialidades:
Aparato locomotor 
Fisioterapia deportiva
Columna
Terapia Manual
Manipulaciones y movilizaciones articulares
Técnicas Neuromusculoesqueléticas
Pediatría

camilla

Indicaciones para acudir con el bebé al fisioterapeuta-osteópata pediátrico

Sesiones y Técnicas

En el trabajo pediátrico se suelen usar técnicas suaves y sutiles, progresivas y sin generar dolor. En el caso de los infantes, se pueden utilizar diferentes juegos adaptados a los objetivos de cada sesión, haciendo que el trabajo para alcanzar cada objetivo planteado sea atractivo y motivador para el infante.

La participación activa del infante y la familia es primordial dentro del proceso de tratamiento. Para ello, es fundamental la comunicación e intercambio de ideas y opiniones entre los cuidadores y el fisioterapeuta-osteópata pediátrico para ajustar las necesidades y los objetivos siempre que sea preciso.

Generalmente, después de cada sesión se informa a la familia de todas aquellas indicaciones y consejos que se pueden realizar también en casa, de manera que el tratamiento en consulta se complementa con el trabajo que se realiza en casa con los cuidadores.